Modificaciones de normas de control aduanera después de Brexit aumentarán la presión sobre el presupuesto del Reino Unido

De acuerdo a los cálculos del centro investigador Oxera, los expertos pudieron llegar a una conclusión sobre posibles pérdidas por la causa de restricción de normas de inspección de los cargos en la aduana después de Brexit. Así que, tales medicaciones inevitablemente conllevarán a demoras temporales y a una desaceleración del comercio. Incluso es posible aparición de filas en las aduanas.
El centro de investigaciones presentó varias proyecciones sobre el futuro estado de cosas. Sin embargo, la mayoría de expertos coinciden en que una desaceleración significativa del comercio, el aumento del número de inspectores en los puertos y puntos de control aduanera, por supuesto provocará el crecimiento de gastos en por como mínimo 1 mil millones de libras al año. Tales gastos anuales crearán una presión adicional sobre el presupuesto de Londres y le afectarán como tal. Y eso, tomando en cuenta que el monto mencionado es el mínimo previsto y puede aumentarse. En este monto se incluyen gastos generales y salarios de empleados que se tendrá que aumentar.